Medicamentos y la Organización Médica Colegial de España

Me refiero a la reciente publicación “Medicamentos: Visión social y clínica”, un extenso documento en el que el organismo que representa a todos los médicos de España (todos los Colegios Oficiales de Médicos) hace una profunda reflexión sobre la deriva, tal vez un tanto disparatada, a que se está llegando con el uso y abuso de los medicamentos en nuestra sociedad actual.

No puedo por menos que manifestar mi acuerdo y satisfacción y corroborar que coincide plenamente y por tanto refuerza el enfoque de nuestra consulta de Psicología y Medicina.

Médicos y pacientes hemos de involucrarnos en el proceso, debemos estar vigilantes y aprender a rechazar la desmedida invitación al consumo medicamentoso en la búsqueda inmediata e irreal de soluciones a cualquier precio, ignorando limitaciones y consecuencias no deseadas. Los medicamentos producen beneficios pero también efectos adversos. La OMC (Organización Médica Colegial) nos lo recuerda.

El documento empieza por traer a nuestra mente el concepto de uso racional del medicamento (Definición del uso racional de medicamentos según la OMS -Organización Mundial de la Salud-):

“Los pacientes reciben la medicación adecuada a sus necesidades clínicas, en las dosis correspondientes a sus requisitos individuales, durante un período de tiempo adecuado y al menor coste posible para ellos y para la comunidad”.

La razón de ser de todo tratamiento medicamentoso no es otra que la de contribuir a la salud por lo que la pérdida de la misma a causa del medicamento (yatrogenia) es contraria a sus fines y le hace perder todo el sentido. Sólo una actitud responsable por parte del médico y del paciente puede lograr el deseado equilibrio entre la idoneidad de prescripción y dosis por una parte, y el logro de los efectos deseados y la evitación de los no deseados por la otra.

La fácil búsqueda de una solución inmediata para problemas complejos en uno o varios medicamentos es lo que el documento refiere como ‘medicalización de la vida’. La salud no sólo depende del uso de los medicamentos, de hecho, muchas soluciones hay que buscarlas fuera de ellos.

La desigualdad social es generadora de enfermedad y sólo una justa distribución de la riqueza  y una cobertura universal de nuestro sistema sanitario es la solución. Igualmente la promoción de medidas preventivas y la adopción de hábitos de vida saludable así como intervenciones no farmacológicas para muchos eventos patológicos suponen una actitud proactiva que compromete a médicos (y otros actores como enfermeros, etc.) y a pacientes.

La OMC hace referencia en este documento a múltiples temas en torno al medicamento tales como la regulación de las fuentes de suministro de los medicamentos (venta libre no regulada), el rigor exigible a las agencias evaluadoras de medicamentos que han de verse libres de conflictos de interés, la dispensación de medicamentos libres de prescripción médica, la merma actual de la investigación pública, etc.

Con este documento la OMC se posiciona y alerta sobre el riesgo del mal uso del medicamento en contra precisamente de la salud y de nuestro sistema sanitario. Recomendamos su lectura.

José Antonio Giménez Mas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s