Beneficios del pan de calidad

Incluir pan cada día en la dieta conlleva importantes beneficios para la salud

Un pan de baja calidad puede tener consecuencias negativas.

Mejorar la dieta en algo tan sencillo como incluir pan cada día puede conllevar importantes beneficios para la salud. Una investigación realizada en el marco de la biorregión Biomed-Aragón del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) demuestra que la calidad del pan influye en el comportamiento del intestino de los ratones.

Así, si el pan es de baja calidad, elaborado con impulsores industriales, el microbioma del intestino del ratón se modifica y provoca una inflamación sistémica que, a la larga, puede tener consecuencias negativas para su salud.

En cambio, cuando se alimenta al ratón con pan de calidad o de larga fermentación, no se contempla esta inflamación en el intestino. Si, además el pan es integral se observa una buena respuesta sobre la flora intestinal, ha detallado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

Estas son las conclusiones de la primera fase del estudio ‘Efecto de la alimentación con el pan de larga fermentación sobre el microbioma intestinal y la inflamación sistémica’ que ha llevado a cabo Biomed-Aragón en el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, centro adscrito a la Consejería de Salud del Gobierno de Aragón.

Son numerosos los estudios que se vienen realizando hasta la fecha centrados en los efectos de la alimentación sobre el microbioma. Pero es la primera vez que se estudia el comportamiento del microbioma intestinal en su relación con el pan.

En esta investigación, que ha concluido su primera fase en ratones, se ha analizado la contribución del pan según sus métodos de fermentación en el mantenimiento y mejora del microbioma. En una segunda fase, que comienza ahora, se realizarán las pruebas en humanos con el fin de conocer esta contribución en general en la población y, también, en colectivos especialmente sensibles como los niños y los mayores.

El microbioma intestinal es el conjunto de microbios, virus, hongos y levaduras que existe en el intestino y que ayuda a digerir los alimentos. Si la alimentación es adecuada se puede mantener un microbioma sano. Pero si la alimentación no es la adecuada se genera una inflamación que produce a la larga ciertas reacciones en el sistema inmune que pueden generar intolerancia a la lactosa, al gluten y a otros muchos alimentos.

Esta situación afecta también al comportamiento de las personas elevando los niveles de cansancio y fatiga y, además, pueden favorecer, a largo plazo otras enfermedades como la obesidad, la diabetes, el colon irritable o la enfermedad de Crohn. Es decir, buena parte de la salud depende de tener un microbioma no inflamatorio.

En concreto, en las investigaciones realizadas en Biomed se ha demostrado que el pan elaborado a través de procesos industriales para reducir los tiempos de elaboración mediante uso de impulsores que acortan los procesos de fermentación provoca inflamación intestinal en el ratón.

Por el contrario si el pan es de calidad, es decir, de larga fermentación o de fermentación bacteriana (el conocido como de masa madre o de panadero) mejora la digestión y disminuye el riesgo de sufrir intolerancias y otras enfermedades. Además, cuando el ratón consume buen pan no experimenta inflamación alguna en su flora intestinal.

Fuente: Univadis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s