Arándanos para infecciones bacterianas

Un reciente estudio del Instituto Politécnico de Worcester ha puesto de manifiesto que algunos compuestos contenidos en el zumo de arándano presentan una actividad antibacteriana basada en su capacidad de inhibir la adhesión de los microorganismos al sustrato.

Los investigadores, dirigidos por Terri Camesano y Catherine Neto, han utilizado técnicas avanzadas de fraccionamiento para separar con elevada resolución los diferentes componentes químicos de este fruto.

Tras exponer las diferentes fracciones a cultivos de Escherichia coli, constataron que la bacteria mostraba una disminuida capacidad de adherirse al sustrato, un proceso esencial para iniciar la colonización del tejido. Mediante el subfraccionamiento de las preparaciones que mostraban mayor actividad se consiguieron aislar los compuestos más efectivos, denominados flavonol galactósidos. Los investigadores creen que los flavonoles forman parte del sistema de defensa de las plantas, al cual también pertenecen las proantocianidinas, según un estudio previo del mismo grupo. Este es el primer estudio en combinar el fraccionamiento basado en ensayo con la microscopía de fuerza atómica, como indican los autores en la correspondiente publicación.

La aparición cada vez más frecuente de microorganismo multirresistentes hace que estos resultados ofrezcan esperanza para combatirlos con mecanismos alternativos y más eficaces que los antibióticos convencionales.

Fuente: imMÉDICO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s