Hábitos saludables reducen el riesgo de cáncer colorrectal y de mama

Un estudio confirma la validez de las recomendaciones en materia de alimentación y ejercicio del Fondo Mundial de Investigación del Cáncer.

Sigue leyendo

Anuncios

Dieta mediterránea y cáncer

Una alimentación poco saludable aumenta el riesgo de muerte después del cáncer. Los pacientes que han vencido al cáncer tienen una probabilidad un 50% mayor de morir prematuramente si no se alimentan apropiadamente.

Sigue leyendo

Dieta mediterránea y cerebro

Una dieta mediterránea se asocia a un incremento del grosor de la corteza cerebral.

“los médicos deben continuar las recomendaciones a sus pacientes sobre la importancia de mantener una dieta saludable, no sólo para su corazón, sino también para su cerebro”.

Más evidencia parece indicar que consumir una dieta de tipo mediterráneo se vincula no sólo a una mejor función cognitiva, sino también a un aumento del espesor cortical.

La valoración de 672 participantes de edad mayor en el Estudio de la Clínica Mayo sobre Envejecimiento demostró que quienes tenían una mayor puntuación de apego a la dieta mediterránea mostraban medidas del espesor cortical significativamente mayores en los lóbulos frontal, parietal y occipital que los que tenían puntuaciones más bajas. Sigue leyendo

Comer nueces junto a frambuesas, cerezas o té ayuda a reducir los ácidos inflamatorios en sangre y la grasa en el hígado (J Nutr)

Las nueces por sí solas tienen efectos beneficiosos, pero añadiendo otros alimentos se incrementan los beneficios.

Consumir nueces junto a frambuesas, cerezas o té ayuda a reducir los ácidos inflamatorios en sangre y la grasa en el hígado, según ha mostrado un estudio realizado por expertos de la Oregon State University (Estados Unidos) y publicado en “Journal of Nutrition”.

Sigue leyendo